junto a los trabajadores de Crítica

La Gremial de Prensa, junto a los trabajadores de Crítica

 Los trabajadores de prensa ganamos la calle

En el Día del Periodista, más de 700 trabajadores de prensa se concentraron el lunes 7 de junio frente a las puertas del Crítica de la Argentina para acompañar a los compañeros del diario que luchan para preservar la fuente laboral y que después de dos meses volvieron a realizar una edición papel del matutino.

En una emocionante muestra de solidaridad, se acercaron compañeros de Télam, DyN, NA; La Nación, Clarín, Olé, Página/12, El Cronista, Bae, Popular, El Argentino, Tiempo Argentino, Editorial Perfil, Veintitrés, La Prensa, Ambito Financiero, Editorial Atlántida, Canal 13 – TN, Canal 7, Canal 26, Canal 9, Telefé, América TV, TyC Sports, ESPN, Radio Nacional y Terra, entre otros tantos medios que sumaron su apoyo.

Los convocantes del acto -delegados de comisiones internas, trabajadores y las agrupaciones La Gremial, Lista Violeta, La Naranja y El Colectivo- se movilizaron en defensa de la continuidad laboral de todos los trabajadores del diario Crítica; por una efectiva y unitaria negociación salarial en el marco de paritarias libres, el libre ejercicio de la democracia sindical, con elecciones de delegados en todas las empresas periodísticas y por elecciones en la UTPBA sin fraudes ni manipulaciones.

Martina Noailles y Alejandro Bercovich (delegados de Crítica) fueron los oradores en representación de los trabajadores del diario en lucha. Noailles destacó que el acto fue “histórico” y que se realizó en las puertas del diario Crítica por la situación que viven los laburantes de ese medio pero que la convocatoria fue mucho más amplia: “estamos pidiendo por los derechos de los trabajadores de prensa, por la libertad sindical, por paritarias abiertas, por elecciones limpias y libres en la UTPBA”.

En representación de La Gremial de Prensa hizo uso de la palabra Facundo Martínez, delegado de la Comisión Interna de Página/12, quien manifestó la necesidad de recomponer el tejido gremial, con el objetivo de recuperar la UTPBA para defender los derechos de todos los trabajadores de prensa.

Tomás Eliaschev llevó el mensaje de los trabajadores que integran El Colectivo; mientras la delegada de Crónica, Andrea Salmini, y el delegado de Editorial Perfil, Rubén Schofrin, hicieron uso de la palabra en representación de La Violeta y La Naranja de Prensa, respectivamente.

Bercovich, a cargo del cierre del acto, abogó para que la solidaridad que manifestaron los trabajadores del gremio continúe, para evitar “que las patronales impongan su voluntad y su irresponsabilidad abusando de los trabajadores”.

A SALA LLENA

Así empezamos
Superó nuestras expectativas. Pensabamos reunir a 20 ó 30 compañeros y fueron más de 70, para ser precisos 72. Un primer paso, modesto, pero un primer paso también importante. En el Teatro del Pueblo, el martes 2 de marzo, nació una alternativa para el gremio de prensa. Una opción que busca recuperar la herramienta gremial que alguna vez tuvimos, organizada sindicalmente, con cuerpo de delegados, asambleas, negociaciones salariales colectivas, una obra social útil, un debate permanente sobre las nuevas tecnologías, una participación activa en instancias que iban más allá del sindicato pero que nos competían en tanto ciudadanos: la defensa de la democracia, el movimiento de derechos humanos, la hermandad con otras organizaciones sociales, el aporte para un armado nacional en prensa, la solidaridad internacional, entre otros.
Esa noche del 2 de marzo con La Gremial de Prensa recuperamos el debate, para plantear que necesitamos lo que hace rato no tenemos: una organización propia que defienda nuestro salario y nuestra salud, nuestras profesiones, que participe del debate cada vez más profundo sobre el rol de los medios de comunicación en nuestro país, que organice a las nuevas generaciones de trabajadores de prensa y de la comunicación. Es decir, hacer lo que no se hace, empezar de nuevo.
De todo eso hablamos esa noche con la conducción de muchos delegados del gremio (de Página/12, de La Nación, de Télam, de DyN, de Canal 13) y con trabajadores de otras empresas que se reencontraron después de años de inmovilización.
Los delegados Facundo Martínez, Tato Dondero, Santiago Magrone e Irene Haimovichi, y Pascual Belvedere, reportero gráfico de Télam, leyeron el documento fundacional y luego se abrió un debate con experiencas propias y de diversos temas en las cuales el común denominador fue la orfandad de una dirigencia gremial única que nos cobije, nos acompañe, encabece la lucha por la vigencia de nuestros derechos.
Hubo varios ex dirigentes y ex militantes de la Utpba (su primer secretario general en 1986, Carlos Subiza; Néstor Piccone, Pocho Rodríguez, Néstor Restivo, Oscar González, entre otros) que se alejaron de la conducción desde hace muchos años al ver cómo el sindicato se vaciaba gradual y aceleradamente de representatividad y de ideas.
También se contó con la solidaridad de otras agrupaciones como El Colectivo, corrientes de trabajadores de prensa del conurbano bonaerense, representantes de redes radiales, la presencia de Daniel Parcero de la agrupacion Encuentro de Prensa y saludos de las dos federaciones nacionales, la Fetracom de la CTA (a la que pertenece la Utpba, pero sin participar tampoco allí) y la Fatpren de la CGT, cuyo secretario general Gustavo Granero se hizo presente.
Ahora nos veremos en abril, para seguir construyendo la herramienta de recuperación del gremio. Entre todos, con los delegados a la cabeza, con cada vez más compañeros que se comprometan a recuperar nuestra Utpba.

Documento fundacional

LA GREMIAL DE PRENSA

A todos los trabajadores de prensa de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, afiliados o no a la UTPBA, que se sientan convocados por este documento, los invitamos a participar de la Asamblea fundacional de una nueva agrupación del gremio.

QUEREMOS A LA UTPBA
Los trabajadores de prensa de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano necesitamos que la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) recupere el rol que le dio origen: dirigir la defensa de los intereses de los trabajadores de nuestro gremio. Sólo con un accionar decidido y la participación democrática, aceptando la diversidad y pluralidad de ideas, podemos cambiar la actual situación.

Para recuperar la historia
La UTPBA nació en 1986 de la síntesis de dos gremios que estaban separados por diferencias político-ideológicas: la Asociación de Periodistas (Apba) y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires. Desde 1984, las asambleas y plenarios de delegados fueron el mecanismo para encontrar la unidad entre ambas organizaciones.
Recién se salía de una larga intervención militar, durante la cual el rol de agrupaciones como el Frente de Trabajadores de Prensa, la Coprepren, la Scalabrini Ortiz, el MNP o la Azul y Blanca, más compañeros independientes, mantuvieron la llama del trabajo gremial. En sus primeros años la UTPBA heredó ese trabajo y organizó al sindicato con cuerpos de delegados, asambleas y plenarios, desarrolló una intensa campaña de afiliación, recuperó compañeros que habían estado presos, exiliados o ajenos a la tarea de prensa, recuperó la obra social y el derecho a la salud de sus trabajadores, que incluyó áreas paralelas como la compra de un excepcional predio para esparcimiento y recreación en Moreno; desplegó una inclaudicable lucha por los derechos humanos junto a otros gremios y organizaciones humanitarias, se articuló con otros espacios de tarea sindical nacional, regional e internacional, etc.

LA GREMIAL
Hoy queremos recuperar esas funciones, enfatizar la labor gremial y de capacitación que debe tener un sindicato sin que nadie se enquiste allí ni se sienta dueño de una organización por naturaleza colectiva, respetando a sus bases y a sus representantes los delegados, acompañando a los compañeros que enfrentan negociaciones o conflictos en sus empresas, peleando por mejores salarios y condiciones laborales, afiliando a nuevos trabajadores, haciéndolos parte de este proceso, capacitándolos. Recuperando a todos los compañeros que hicieron y hacen el gremio. A los que desde el lugar que les toque siguen defendiendo los intereses de los trabajadores.

26 años es mucho tiempo
Creemos que hace muchos años la actual conducción, cuyos principales dirigentes son los mismos desde hace veintiseis años, se enclaustró y se alejó de esas directrices y que la UTPBA necesita estar a tono con el mapa gremial actual, sin suponer esto que quienes simpatizan todavía con la conducción no tengan cabida en una experiencia renovadora como la que planteamos.
La concentración cuasi monopólica de los medios, la aparición de diversas formas de trabajo precario y en negro, así como el nacimiento de medios alternativos -Pymes, comunitarios, cooperativos- , requieren de un modelo sindical que atienda las múltiples demandas que surgen de los trabajadores. Este modelo no es patrimonio de ningún sector determinado sino de los trabajadores en su conjunto.

Con la bandera de la unidad
Ante esta situación, los trabajadores de prensa necesitamos avanzar en puntos de acuerdo que nos permitan:
1-Enfrentar a las empresas con la fuerza que da la unidad.
2-Lograr el respeto del estatuto del periodista profesional, del empleado administrativo y de sus respectivos convenios.
3-Avanzar desde las paritarias en el reconocimiento económico a una labor profesional que se multiplica en horas y tareas colaterales.
4-Lograr el respeto que merece nuestra actividad profesional, impidiendo que nos conviertan en rehenes de las empresas de comunicación, que impulsan un modelo económico, social, cultural y comunicacional atado solo al interés mercantilista, que hace de la noticia un espectáculo y del espectáculo una noticia.
5-Recuperar nuestra Obra Social y espacios solidarios para garantizar que la salud y la seguridad social de los trabajadores de prensa y sus familias no estén sometidos a la incertidumbre de un sistema destinado solo al enriquecimiento de las empresas privadas que lo controlan.
6-Articular las luchas de los trabajadores de Buenos Aires con la de los compañeros de todo el país, sean de Fatpren o Fetracom, aportando a la unidad de la clase trabajadora que se organiza en las centrales nacionales CGT y CTA.
7-Organizar y capacitar a los trabajadores de prensa para afrontar la permanente introducción de nuevas tecnologías, impidiendo que la imposición por parte de las empresas se convierta en una forma de precarización y depreciación de la tarea profesional.
8-Sumar el esfuerzo de los trabajadores de prensa argentinos a los colegas latinoamericanos por la construcción de una verdadera Patria Grande.

Con los delegados a la cabeza
Por lo tanto proponemos:

  • Convocar a todos los compañeros delegados y trabajadores de prensa que participen de estos principios a fundar una agrupación que reconozca la diversidad ideológica y política que convive en el seno de nuestra UTPBA, buscando alcanzar la mayor representatividad en la base de las empresas periodísticas, integrando también a los trabajadores/ as que llevan adelante sus tareas desde las nuevas formas de producción comunicacional.
  • Reconocer a la UTPBA como única entidad del gremio de prensa en el área de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.
  • Desde la participación y la convocatoria amplia y plural nos proponemos avanzar en una política de organización sindical que impulse los principios que nos convocan y que no encuentra expresión en la actual conducción del gremio.
  • Reconocer a las agrupaciones Naranja, Violeta y el Colectivo de Trabajadores de Prensa, así como los trabajadores y delegados independientes, como parte integrante de la militancia de nuestro gremio.
  • Recrear los ámbitos de participación propios de los trabajadores mediante foros, plenarios de delegados y asambleas en los que desde la diversidad construyamos las coincidencias y la unidad que el gremio necesita para su fortalecimiento.

La situación de los trabajadores de prensa y de la clase trabajadora en general requiere de gremios fortalecidos por la participación activa de sus integrantes.

Trabajadores y sociedad
La aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que derogó la de Radiodifusión de la dictadura militar se enmarca en la disputa por la libertad de expresión y el derecho a la información de todos los ciudadanos. Para lograr que además se convierta en una herramienta válida para la defensa de los intereses de los trabajadores requiere de la activa participación del gremio.
Los nuevos actores que se incorporarán al mapa de medios así como las nuevas señales que se multiplicarán con el sistema de digitalización terrestre obligan a los trabajadores de prensa y de la comunicación audiovisual a anticipar organizadamente la convergencia tecnológica.
Todos juntos, capacitándonos, debemos evitar que por imperio de las nuevas tecnologías comunicacionales se violen las incumbencias laborales, se precarice la tarea de los periodistas-trabajadores de prensa o desnaturalice el Estatuto del Periodista y de empleados administrativos de empresas periodísticas
Experiencias como la Coalición por una Radiodifusión Democrática deben contar con la participación organizada de los trabajadores de prensa en la conformación de un nuevo sistema de medios, que garantice el libre ejercicio de la profesión.

El 2/03: Asamblea fundacional

Por un gremio democrático, participativo y plural:
Vamos a la Asamblea Fundacional de nuestra agrupación.
Por el centenar de periodistas detenidos-desaparecidos,
por un sindicato fuerte y unido

¡Vamos a recuperar la UTPBA¡

Queremos un gremio que defienda a los trabajadores y una Obra Social que recupere los estándares de calidad que nuestras familias merecen.

Febrero 2010