Basta de persecución política

Libertad a los presos políticos y cese del hostigamiento a las Madres de Plaza de Mayo y a las organizaciones populares

En un solo día se produjeron dos hechos que ponen en alerta a los trabajadores y a la ciudadanía toda. Integrantes del Comité por la Libertad de Milagro Sala de Villa Carlos Paz fueron encarcelados por pintar un mural en reclamo por su liberación. Entre los nueve detenidos en la ciudad cordobesa, hay dos menores y una persona de 70 años.

Mientras esto ocurría en la provincia de Córdoba, en el hotel donde se hospeda Hebe de Bonafini en Mar del Plata, de visita en esa ciudad para participar en un encuentro de comunicación, se recibió una amenaza de bomba que obligó a evacuar el edificio. Si bien la amenaza fue falsa, este hecho es una expresión más de los ataques que reciben los militantes populares por parte de la coalición a cargo del gobierno nacional y de sus socios políticos, judiciales y mediáticos.

Como trabajadores de la comunicación y como ciudadanos denunciamos estos hechos como verdaderas maniobras represivas que afectan la calidad de la vida democrática, y cuyo objetivo no es otro que el intimidar y silenciar las voces opositoras al gobierno macrista.

Estos hechos ocurrieron horas antes de la marcha que partió desde la iglesia de San Cayetano en Liniers hasta Plaza de Mayo, en la que los trabajadores reclamaron por Tierra, Techo y Trabajo, las tres T del papa Francisco que recuerdan la consigna Paz, Pan y Trabajo con que la CGT resistió a la dictadura en 1982; y dos días después del segundo ruidazo y de la valiente resistencia de Hebe de Bonafini frente a la prepotencia judicial, que concitó un masivo apoyo espontáneo de organizaciones y gente de a pie.

La Gremial de Prensa se suma a las múltiples voces que denuncian estos hechos, reclama la libertad de todos los detenidos y se sumó a la convocatoria a San Cayetano en reclamo de las dos mil fuentes de trabajo perdidas por nuestro gremio en los últimos ocho meses. Como trabajadores, como comunicadores, sabemos que nuestro lugar está ahí, junto a nuestro pueblo defendiendo nuestros derechos y la libertad de expresión.

Anuncios