Cristina junto a los trabajadores de prensa de Tiempo Argentino y Radio América (y Macri en Europa)

La Gremial de Prensa celebra la visita de la ex presidenta Cristina Fernández a Tiempo Argentino y Radio América, y repudia las declaraciones de Macri, que injurió a los trabajadores tildándolos de “usurpadoresˮ.

IMG-20160707-WA0001
Tras el ataque de la patota, en complicidad con la seccional 31ª de la Policía Federal Argentina, Cristina Fernández expresó su solidaridad con los trabajadores del modo más digno: poniendo el cuerpo.
Llegó hasta la sede del diario y la radio junto a los diputados nacionales Andrés Larroque, Josefina González y Eduardo “Wado” De Pedro, los legisladores bonaerenses Miguel Funes y Lauro Grande, como así también Eduardo Montes, referente de la Gráfica Patricios, imprenta recuperada por sus trabajadores. (Para algunos era un retorno, ya que Josefina González, Lauro Grande y Eduardo Montes fueron partícipes junto a los trabajadores de esa madrugada, en que todos los argentinos sufrimos la intimidatoria agresión contra la libertad de expresión y contra la organización popular.)

Los trabajadores de Tiempo y de Radio América recibieron a Cristina y le agradecieron su presencia, que contrastó con las ausencias de Mauricio Macri (o Gabriela Michetti) y del jefe de Gobierno Rodríguez Larreta.
Es más, el propio Macri en declaraciones a La Nación tildó a los periodistas de usurpadores, con lo manifiesta su deseo de que algún trasnochado expulse finalmente a los trabajadores de su espacio de trabajo. El Presidente ignora que su propio Ministerio de Trabajo reconoció a los trabajadores la custodia y resguardo de los bienes necesarios para la actividad profesional, tanto del diario de la radio. Complementariamente, los cooperativistas se presentaron voluntariamente ante la Justicia y ofrecieron acordar con la empresa propietaria del edificio el pago de un alquiler acorde con sus posibilidades, lo que consta en el juicio de desalojo que está en trámite.
Por todo ello, La Gremial de Prensa repudia estas declaraciones de Macri que desnudan con crudeza la verdadera posición política de Cambiemos ante el conflicto laboral.

En la tarde de ayer, la ex presidenta recorrió las instalaciones y observó los destrozos que provocó el grupo de tareas que ingresó al mando del “empresarioˮ Mariano Martínez Rojas. También escuchó los testimonios de lo que había ocurrido y relacionó tales hechos con los ataques sufridos por medios de prensa en los años 70, lapso en que varios diarios fueron objeto de atentados –como Noticias y El Mundo– o directamente clausurados.

Cristina también se sumó a la denuncia por inacción y negligencia policial realizada por los trabajadores de prensa de Tiempo y Radio América; de hecho, al salir del edificio de Amenábar 23, manifestó ante la prensa que los atacantes habían gozado de protección de la PFA.
Asimismo, escuchó y contestó los planteos y críticas de los trabajadores, que dejaron de cobrar sus sueldos en diciembre y atravesaron un primer semestre durísimo, fruto amargo del vaciamiento por parte de Sergio Szpolski, Matías Garfunkel y Darío Richarte.
Entre esos trabajadores, hay numerosos compañeros que estiman el período 2003/2015 como la etapa que mejoró la calidad de vida del pueblo por la acción de las políticas que llevaron adelante Néstor Kirchner y la propia Cristina.
Sin embargo, en la charla, no se omitió que Szpolski fue candidato a intendente de Tigre por el FpV. “Hubo muchos candidatos del FPV. No me hagan hablar de todos porque la lista es larga. Me hago cargo de lo que me toca, como hice siempre cuando fui presidenta hasta el 9 de diciembreˮ, respondió CFK con un tono no exento de autocrítica.
Pero Cristina también se refirió a la responsabilidad que les cabe actualmente a los empresarios que ejecutaron el vaciamiento y alentó a los trabajadores a avanzar en la acción ante el Poder Judicial y los fiscales.

Para La Gremial de Prensa, la presencia de la ex Presidenta y dirigente del FpV en Amenábar 23 fue una acción necesaria y valiosa, un gesto solidario que responde a la mejor tradición –no exenta de riesgos– de los liderazgos populares de América Latina: ir hacia los problemas y las injusticias, de cuerpo presente en el lugar de los hechos.
Por eso mismo, nuestra agrupación lamenta y repudia la intención sectaria y de sesgo antipopular de algunos espacios políticos minoritarios, siempre dispuestos a ser coro de la ofensiva de este gobierno oligárquico y revanchista.
IMG-20160707-WA0002En un contexto en que la actual administración persigue y encarcela dirigentes (Milagro Sala, Pitu Salvatierra, entre otros) y busca proscribir a Cristina para quitarla del escenario político, la jornada de ayer –con la presencia de la dirigente de mayor trascendencia nacional– fue la mejor prueba de que no lo lograrán. Para muestra, bastan dos gestos, que no pasaron desapercibidos a nadie durante su visita:

* el pedido a CFK de un beso en la mejilla, que le hizo un trabajador veterano que integra la cooperativa del diario (“En el mismo lugar recibí un beso de Evita cuando era niño”, contó emocionado)
* y la ovación, los aplausos y los cantitos con que despidieron a Cristina decenas de obreros de la construcción desde la edificación ubicada enfrente del diario y la radio.

 

 

 

IMG-20160707-WA0000

Somos trabajadores, somos compañeros.
La Gremial de Prensa, 6 de julio de 2016

Anuncios