Perfil: la justicia hace justicia. // Grupo Olmos: adquiere Revista 23 y continua con despidos y persecución gremial.//Florencia Santout: solidaridad de Comuna y La Gremial de Prensa

La Justicia hizo justicia para los trabajadores de Editorial Perfil

Los trabajadores despedidos por la Editorial Perfil deberán ser reincorporados tras un fallo judicial de la Cámara Nacional del Trabajo que ordena a la empresa de Jorge Fontevecchia cesar la persecución gremial y reinstalar a los periodistas Leonardo Nicosia, Pablo Senarega, Luis Vigo, Lorena Tapia Garzón, Ayelén Pujol y Cristian Scotellaro a sus puestos de trabajo.

Pocos días antes otro fallo de Cámara dejaba firme la reincorporación de los integrantes de la Junta Electoral. Ambas medidas fueron solicitadas por León Piasek, Presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas de la Ciudad de Buenos Aires, quién viene acompañando las luchas de los trabajadores de prensa desde hace años.

En el día de Ayer se sumó otro logro de los trabajadores de Editorial Perfil en el ámbito judicial: el juez Carlos Bruniard, titular del Juzgado Correccional Nº 1, dictó la falta de mérito en la causa armada por Editorial Perfil contra la Comisión Gremial Interna y un grupo de trabajadores denunciados por la empresa en el marco de una huelga por despidos realizada en diciembre del año pasado.

Desde La Gremial de Prensa saludamos a los trabajadores de Perfil con especial énfasis a l@s compañer@s reincorporados y a su comisión interna.

¡Qué la patronal acate lo dispuesto por la justicia! ¡Qué cada trabajador regrese a su puesto de trabajo! ¡Es el objetivo de tanta lucha y la única verdadera recompensa por tanto esfuerzo!

¡¡¡Basta de persecución gremial y basta de despidos en Perfil y en todos las empresas periodísticas de CABA y de todo el país!!!

* * * * * * * * *

En paralelo a la adquisición de Revista 23, en el Grupo Olmos siguen los despidos y las represalias contra los trabajadores

Comunicado de las comisiones internas de Crónica y BAE. La Gremial de Prensa se solidariza con los trabajadores de Crónica y BAE acompaña su lucha.

El Grupo Olmos compra la revista 23 y lo celebra con despidos en Crónica y BAE

El Grupo Olmos no pierde las mañas. La compra de la revista Veintitrés, por lo visto, no alcanzó para convertirlos en un grupo pluralista y progre. No es cualquier adquisición, sino la publicación que da nombre al grupo de medios que más pauta oficial recibió entre 2009 y 2013: 390 millones de pesos, casi el cuádruple de los 101 millones recibidos por el Grupo Crónica, el séptimo de la lista en orden de beneficiados.

Pero esta lluvia de recursos públicos, a la que se debe agregar ahora la que corresponda a la revista Veintitrés, no cambia las políticas del grupo Crónica. La persecución y las prácticas antisindicales continúan en la redacción y en el taller gráfico de Pompeya. Allí trabajan los compañeros y delegados de Crónica y BAE que resisten la precarización y la multitarea que el grupo Olmos logró imponer en la nueva redacción de Combate de los Pozos, con el traspaso a la nueva empresa Aconcagua de la mitad de los trabajadores de Cronica y 20 de BAE bajo amenaza de despido. Para ello impusieron una “comisión interna” adicta que avala todas las acciones de la empresa.

Pasemos a los últimos hechos.

El domingo pasado fue despedido un obrero de circulación de 35 años de antigüedad, y al mismo tiempo recibía el telegrama un chofer de BAE que traslada a los periodistas de Crónica y BAE de la redacción de Pompeya. Todos los puestos de trabajo que se pierden no se reemplazan, provocando la sobrecarga laboral.

A esto se suma que durante todo septiembre hubo varios despidos en la planta gráfica de Pompeya, también propiedad del Grupo Crónica. El taller gráfico es el reino de la precarización laboral y la arbitrariedad patronal: se impide la libre elección de delegados y se trabaja fuera de convenio, luego de que el sindicato Federación Gráfica Bonaerense entregara la organización gremial de Crónica y fueran despedidos más de 100 trabajadores a comienzos de 2010.

A los trabajadores nos preocupa que la creciente concentración de medios en pocas manos, como muestra la “convergencia” en Crónica y BAE, no sólo va en detrimento de los puestos de trabajo y las condiciones laborales y sindicales, sino que afecta la calidad de los productos, elimina voces y socava el derecho a la información de la sociedad.

Por lo tanto, rechazamos la política de persecución, precarización y despidos, y llamamos a todos los trabajadores del gremio, a las comisiones internas y a las agrupaciones a manifestarse con nosotros.

¡Basta de persecución sindical y despidos en BAE y Crónica!

Comision Interna Utpba diario Crónica y Comisión Interna diario BAE

* * * * * * * * *

La Gremial Adhiere a la declaración de Comuna en Solidaridad con Florencia Saintout

SOLIDARIDAD CON FLORENCIA SAINTOUT

Comunicadores de la Argentina (COMUNA) expresa su solidaridad con la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata y concejal de la capital provincial, Florencia Saintout, y rechaza la burda maniobra de medios de difusión que pretenden enlodar su trayectoria y pisotear sus convicciones.

La propuesta de ordenanza de la concejal tendiente a crear un sistema de empleo formal para ex detenidos que no excedan los cinco años de libertad efectiva y para condenados que se encuentren en programas de morigeración de pena fue usado torpemente como excusa para asociar a la compañera Saintout con la presencia en el recinto del legislativo municipal de Horacio Braga, uno de los condenados por el asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas.

Este ataque es uno más en una larga serie de maniobras con la que grupos hegemónicos, a expensas de la ingenuidad de sus esclavos mediáticos, tergiversan hechos, atacan a representantes del pueblo elegidos con toda legitimidad y actúan en contra de la libertad de expresión que dicen defender, al denigrar a las personas basándose únicamente en mentiras. Es la misma agresividad con la que imponen el recitado de rumores falsos en sus diarios, radios y canales de televisión, con la que enjuician a periodistas que no comulgan con ellos y con la que pidieron encarcelar a trabajadores de la comunicación que no se enrolan en la defensa de su proyecto político, económico y cultural.

Sin reparar en el contenido del proyecto, estos medios intentaron hacer creer que el condenado Braga fue un invitado personal de la compañera Saintout. Para ello, por supuesto, debieron además ignorar que una de las aulas de la Facultad que ella dirige lleva el nombre de José Luis Cabezas y que cuando ese homenaje fue realizado ella compartió el acto con la hermana del fotógrafo, Gladys Cabezas.

También lanzaron otras falsedades, como que Braga es alumno de la Facultad y que en ella da “charlas”, lo que jamás sucedió.

Esta clase de operación es demostrativa de que la Argentina mucho debe hacer todavía para avanzar efectivamente hacia una comunicación democrática y hacia un ejercicio del periodismo con responsabilidad social, mucho más cuando algunos precandidatos presidenciales amenazan con abatir los avances parciales que el país logró en los últimos años.

Anuncios