Repudiamos el ataque de Sergio Szpolski al periodista Pedro Brieger ///El periodismo ante la visita del Grupo de Tareas American Task Force Argentina

Repudiamos el ataque de Sergio Szpolski al periodista Pedro Brieger

El periodista especializado en política internacional, Pedro Brieger fue objeto de una campaña de difamación por parte del empresario de medios Sergio Szpolski.

En su espacio habitual en la TV Pública Brieger expresó que “más allá del hecho puntual está claro que la violencia continua día a día. Israel todos los días en los territorios de Palestina continúa secuestrando gente, e incluso matándolos. Lo que pasa es que esto no sale en las grandes agencias de noticias internacionales. Israel hace 47 años ocupa un territorio…” “Toda ocupación provoca resistencia de todo tipo, pacífica y violenta. Y toda resistencia provoca más represión por parte de las fuerzas ocupantes y se vuelve una espiral de violencia que nunca finaliza”.

“Hay que recordar que estos tres jóvenes secuestrados estaban en un territorio que Naciones Unidas determinó en 1967 que los israelíes se tenían que retirar. Israel es como un pacman que avanza comiéndose el territorio palestino, allí estaban estos jóvenes”. Y concluyó su análisis diciendo que “es otro debate sobre la moral, la violencia si es buena o mala, uno podría decir a priori que toda violencia es mala. Pero esta es la realidad, la ocupación genera resistencia, violencia. Y cómo va a responder el Gobierno israelí. Ya el Primer Ministro Netanyahu dijo que iba a responder con violencia”.

Como se desprende sin lugar a dudas de los dichos del periodista, éste se pregunta sobre los motivos profundos del asesinato de los tres jóvenes israelíes y en ningún momento los justifica. Ante esta apreciación el empresario del grupo 23 se constituye en vocero de la política israelí y, tergiversando el comentario de Pedro Brieger, lo acusa de tener una opinión sesgada sobre el conflicto de medio oriente: “Es un judío que con tal de quedar bien con todos los que lo rodean, no tiene ningún problema en atacar al Estado de Israel”, dijo en una aparición televisiva de su canal CN23.

Entendemos que este ataque del señor Sergio Szpolski daña la libertad de expresión, intenta castigar las opiniones y miradas diversas dentro de su propia colectividad y pretende castigar el ejercicio de un periodismo ético como el que lleva adelante el periodista Pedro Brieger. La Gremial de Prensa expresa por este medio, su solidaridad para con él y repudia el artero ataque de que es objeto.

El periodismo ante la visita del Grupo de Tareas American Task Force Argentina

Hace muchos años, tras la última dictadura y cuando la democracia era naciente y débil y había presiones golpistas, el gremio de prensa, que estaba lejos de la patética y decadente situación actual, decidió luego de mucho debate, no prestar el micrófono, las cámaras y la letra impresa a los sediciosos.

En el mismo sentido, cuando la derecha local con complicidad de las patronales de los principales medios gráficos, quisieron publicar una solicitada en favor del genocida Videla, ya condenado por sus crímenes, nuestro gremio, conducción, delegados y bases, junto con el de Gráficos y Canillitas, coincidieron en una acción colectiva inédita y grandiosa para no editar, corregir, imprimir ni, llegado el caso, distribuir los diarios que publicaran esa solicitada que constituía una apología del delito.

Se logró con apoyo de la justicia, y la derecha y los dueños de los diarios trinaron argumentando que había “censura previa”. Pero fue una gran conquista, inolvidable, que freno al golpismo.

Hoy, con la visita del Grupo de Tareas (sic) autodenominado American Task Force Argentina, es lamentable ver que algunos medios y, lo que es peor, algunos trabajadores de prensa, le dan voz a un lobby que expresa lo más obsceno de la derecha estadounidense, responsable de genocidios, invasiones, golpes de Estado y las peores violaciones de derechos humanos. Uno de sus principales gestores, Paul Singer, dueño del fondo buitre Elliot, entre otras posturas retrógradas ha apoyado el bombardeo a Irán. De esa calaña y del peor cuño imperialista son quienes visitaron ayer Buenos Aires con sus mentiras sobre los fondos buitres, que nunca prestaron un peso a nuestro país y tienen una actitud sediciosa y desestabilizadora inocultable.

De las patronales hegemónicas no esperamos nada. Pero La Gremial de Prensa llama a los trabajadores de la comunicación a no prestarse a contribuir a que los golpistas tengan voz en nuestro país. Fuera fondos buitres de Argentina y de América Latina.

Anuncios