Denuncia: Clarín mantiene trabajadores ultraflexibilizados, no paga colaboraciones y amenaza con dejar sin trabajo a su plantel de colaboradores históricos

La Gremial de Prensa expresa su preocupación por un nuevo atropello del diario Clarín hacia trabajadores precarizados llamados colaboradores de manera equívoca. La empresa AGEA, editora del diario del mayor y más lucrativo grupo periodístico en Argentina, ha decidido restringir colaboraciones de compañeros que hacían esa práctica desde hace muchos años en condiciones de ultraflexibilidad y marginación.

La Comisión Interna del diario viene reclamando claramente sobre el tema ante el cambio de política de la patronal y, en especial, está exigiendo que pague las colaboraciones que ya fueron publicadas -hay atrasos de hasta 60 días en los pagos-, además de bregar porque la editorial continúe solicitando notas a estos periodistas, como viene siendo uso y costumbre, los que en muchos casos denuncian que ya se les discontinuó el trabajo.

Según denunciaron colaboradores de Clarín a La Gremial de Prensa, muchos de quienes actúan desde sus casas o son considerados “externos” al plantel del diario (pese a su notoria labor periodística en muchas secciones y suplementos del diario) no entran en los reclamos de estabilidad porque la conducción de la UTPBA sigue demostrando su desinterés por los reclamos sindicales de estabilidad para el sector más sufrido del gremio, además de la sospechosa complicidad que la conducción del gremio siempre demuestra en los conflictos con Clarín.

Denunciaron también que muchos de quienes no están recibiendo nuevos pedidos de notas  trabajan en la empresa desde hace hasta 7 o más años, algunos a cargo de secciones, otros con notas semanales y algunos hasta son editores que cobran su haber por la vía del monotributo. Asimismo denuncian que la sección administrativa del diario avisó que no recibirá más facturas.

Los compañeros más afectados son colaboradores de las secciones Sociedad, Viajes, revista Pymes y Eco, entre otras. Esta decisión arbitraria de Agea perjudica a varias decenas de compañeros que en veranos anteriores no habían tenido este problema, y la Comisión Interna está trabajando al respecto reclamando una solución.

Mientras en TN, el canal de cable del grupo, también hay rumores de ajuste, en el diario Clarín es urgente que los colaboradores, el sector más precarizado y retrasado en los reclamos sindicales sea respetado al igual que el resto de los trabajadores de prensa. Reclamamos una urgente normalización de sus colaboraciones en el diario y la regularización de todos los trabajadores que realizan tareas efectivas y cobran sus haberes como proveedores externos, con lo que también se les niegan derechos como el cobro de aguinaldo, vacaciones,la cobertura por enfermedad, entre otros beneficios.

Los trabajadores no deben ser la variable de ajuste de las patronales.

Anuncios