A SALA LLENA

Así empezamos
Superó nuestras expectativas. Pensabamos reunir a 20 ó 30 compañeros y fueron más de 70, para ser precisos 72. Un primer paso, modesto, pero un primer paso también importante. En el Teatro del Pueblo, el martes 2 de marzo, nació una alternativa para el gremio de prensa. Una opción que busca recuperar la herramienta gremial que alguna vez tuvimos, organizada sindicalmente, con cuerpo de delegados, asambleas, negociaciones salariales colectivas, una obra social útil, un debate permanente sobre las nuevas tecnologías, una participación activa en instancias que iban más allá del sindicato pero que nos competían en tanto ciudadanos: la defensa de la democracia, el movimiento de derechos humanos, la hermandad con otras organizaciones sociales, el aporte para un armado nacional en prensa, la solidaridad internacional, entre otros.
Esa noche del 2 de marzo con La Gremial de Prensa recuperamos el debate, para plantear que necesitamos lo que hace rato no tenemos: una organización propia que defienda nuestro salario y nuestra salud, nuestras profesiones, que participe del debate cada vez más profundo sobre el rol de los medios de comunicación en nuestro país, que organice a las nuevas generaciones de trabajadores de prensa y de la comunicación. Es decir, hacer lo que no se hace, empezar de nuevo.
De todo eso hablamos esa noche con la conducción de muchos delegados del gremio (de Página/12, de La Nación, de Télam, de DyN, de Canal 13) y con trabajadores de otras empresas que se reencontraron después de años de inmovilización.
Los delegados Facundo Martínez, Tato Dondero, Santiago Magrone e Irene Haimovichi, y Pascual Belvedere, reportero gráfico de Télam, leyeron el documento fundacional y luego se abrió un debate con experiencas propias y de diversos temas en las cuales el común denominador fue la orfandad de una dirigencia gremial única que nos cobije, nos acompañe, encabece la lucha por la vigencia de nuestros derechos.
Hubo varios ex dirigentes y ex militantes de la Utpba (su primer secretario general en 1986, Carlos Subiza; Néstor Piccone, Pocho Rodríguez, Néstor Restivo, Oscar González, entre otros) que se alejaron de la conducción desde hace muchos años al ver cómo el sindicato se vaciaba gradual y aceleradamente de representatividad y de ideas.
También se contó con la solidaridad de otras agrupaciones como El Colectivo, corrientes de trabajadores de prensa del conurbano bonaerense, representantes de redes radiales, la presencia de Daniel Parcero de la agrupacion Encuentro de Prensa y saludos de las dos federaciones nacionales, la Fetracom de la CTA (a la que pertenece la Utpba, pero sin participar tampoco allí) y la Fatpren de la CGT, cuyo secretario general Gustavo Granero se hizo presente.
Ahora nos veremos en abril, para seguir construyendo la herramienta de recuperación del gremio. Entre todos, con los delegados a la cabeza, con cada vez más compañeros que se comprometan a recuperar nuestra Utpba.
Anuncios